21 de noviembre de 2012

Uncategorized

El otro día rescaté una historia de una de las libretas olvidadas en mi habitación. Corría el año 2006, había vuelto a Madrid de Irlanda para hacer el “máster” de Diseño y Montaje de Exposiciones, estaba “desarrollando” el pabellón de Photoespaña y empezaba a “trabajar” de lo mío.
-¿Qué es el olvido?- Le preguntaba una y otra vez.
-No te lo puedo explicar porque no lo has vivido, no lo entenderías.-
-Pues dime como se hace, lo hago, y luego me lo explicas.-
Entonces le contó como se hacía, y ella obedeció, lo hizo, y él ya nunca tuvo que explicárselo, porque ella le olvidó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.