img-20140617-wa0002

25 de junio de 2014

Uncategorized
El pasado martes 17 de junio finalicé el mural en el Campo de la Cebada, casi un mes me llevó poder decir, lo he acabado, y es que mi mente siempre cree que puede llevar a cabo imposibles, y los imposibles, como su propio nombre indica, no son posibles.
En un primer momento quise envolver el muro con papel, usando cola de carteles, embadurnándolo bien, quería crear la apariencia de caja, como los soportes que últimamente utilizo, pero la obra no duró ni un día, al día siguiente, sin haber acabado la obra, ya se había despegado… eso fue hace un mes casi, y hubo algún intento de volver al Campo, pero sin éxito, o por mi “ajetreada” vida o por percances en mi empeño no ha sido hasta hace justo una semana que he podido enfrentarme a la obra.
EL motivo, aunque uno de ellos en la misma línea que el primero, ha cambiado, el otro mural, el de la tienda de campaña es el inicio de algo que quiero llevara a cabo..
Os invito a que os paseís por el Campo de la Cebada, y no por ver mi obra, que también me gustaría, sino porque realmente es un espacio que merece la pena ser vivido.